Funciones Esenciales del Compliance Officer

Funciones Esenciales del Compliance Officer

Alejandro Figuerola  Alejandro Figuerola

La figura del Compliance Officer (Oficial de Cumplimiento), a pesar de no estar completamente detallada en el artículo 31 bis del Código Penal, ésta se encuentra definida en el punto 2 condición 2ª, como el órgano con poderes autónomos de iniciativa y control encargado de la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado, así como en la condición 4ª en la que se hace referencia a sus funciones, al establecer que la exención de la responsabilidad penal mediante el modelo de prevención de riesgos surtirá efecto siempre que no se haya producido una omisión o un ejercicio insuficiente de las funciones de supervisión, vigilancia y control por parte de dicho órgano.

Finalmente, en el punto 5 requisito 4º se vuelve a hacer referencia al Compliance Officer estableciendo la obligación por parte de los miembros de la sociedad de informar de los posibles riesgos e incumplimientos a dicho órgano encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.

Una vez analizada la configuración legal de esta figura, podemos ver que se encuentra estipulada de una forma muy genérica pasando por encima en las notas esenciales bajo las cuales debe regirse, así como las funciones que debe cumplir para poder llegar, mediante su control y supervisión del modelo de prevención de la sociedad, al fin último que es la eximente de la responsabilidad penal por parte de la empresa. Sin embargo, queda clara la forma que debe regir al órgano de cumplimiento, el cual deberá ser autónomo al órgano administrativo de la sociedad y con poder suficiente para llevar a cabo cuantas medidas encuentre necesarias para garantizar el cumplimiento normativo y evitar riesgos para la sociedad.

De todo lo anterior, podemos extraer que el Compliance Officer será el responsable del modelo de prevención de riesgos que se quiera implantar en la sociedad (el cual no tiene por qué ser la persona que cree dicho modelo), ya que deberá llevar la completa supervisión de que dicho modelo sea eficazmente implantado y capaz de surtir efecto como eximente de la responsabilidad penal para la empresa y en consecuencia su actuación será de vital importancia y con una elevada responsabilidad dentro de la sociedad por lo que se deberá definir detalladamente dentro de la empresa quién deberá asumir este cargo y dotársele de la relevancia que le corresponde, así como establecer las funciones que el mismo deberá cumplir para llevar a cabo su cargo de forma adecuada para el bien tanto suyo como de la sociedad.

En relación a las funciones, como hemos visto son enunciadas en el Código Penal de forma muy básica por lo que son las propias sociedades y el mismo Compliance Officer quienes deben expandir sobre las mismas para que su actuación sea lo más eficaz posible y acorde con la estructura interna de la sociedad. Dicho esto, como responsable del modelo de prevención, el Compliance Officer deberá:

  1. Llevar el control y la supervisión de que el modelo de prevención de riesgos penales es implantado eficazmente en la sociedad y puede funcionar como eximente de la responsabilidad penal, desde la identificación de las obligaciones a las que se encuentra sujeta la sociedad y los riesgos en los que puede incurrir, hasta la implementación de las medidas necesarias para cumplir con las obligaciones y evitar los riesgos, como puede ser la implantación de un canal de denuncias.
  1. Proveer al personal de la empresa de la información y formación necesarias en materia de cumplimiento normativo para que puedan llevar a cabo sus tareas siguiendo unos procesos alineados con las obligaciones que sean exigidas legalmente, pudiendo ser dicha formación diferente dependiendo del departamento al que se dirija. Así mismo, será responsable de la debida divulgación al personal de aquello contenido en el modelo de prevención para que todas las medidas que se establezcan en el mismo para la prevención de los riesgos penales sean llevadas a cabo eficazmente por cada departamento.
  1. Contribuir al correcto funcionamiento del modelo de prevención estableciendo líneas de actuación tendientes al cumplimiento normativo cada vez que una norma que afecte a la sociedad sea modificada y por tanto vigilar que dicho programa esté siempre actualizado para poder seguir cumpliendo con su función de eximente de responsabilidad penal.
  1. Supervisar al personal bajo su control vigilando que cumplan con las directrices marcadas por él mismo, así como por el modelo de prevención, realizando cuantas investigaciones internas sean necesarias para poder confirmar que se siguen aplicando los procesos establecidos de cumplimiento normativo, a través de reuniones e informes periódicos por parte de los responsables de departamento y gestionando los canales a disposición de los empleados para poder intervenir en caso de incumplimiento por parte de algún empleado o simplemente dando soporte para resolver las dudas de los mismos en cuanto a la forma de actuar ante una situación compleja.

En definitiva, siguiendo con lo establecido en el artículo 31 bis del CP, para evitar cualquier posible riesgo penal por parte de las personas jurídicas, además de contar con un Modelo de Prevención de Riesgos Penales, en el que se detallen las pautas a seguir para poder evitar la comisión de delitos, debe detallarse dentro de la estructura de la sociedad la figura del Compliance Officer que será la encargada del buen funcionamiento del mismo y el responsable del control de su eficacia como eximente de la responsabilidad penal de la sociedad, debiendo gestionar el mismo para que se adecúe a la estructura de la sociedad y sea respetado por todos sus integrantes, procurando que sea operativo en cualquier momento.

Artículos relacionados